Tren de la Fresa

admin/ / Sin categoría

Trayecto Madrid – Aranjuez

Este tren combina la historia del Real sitio y Villa de Aranjuez con la del propio ferrocarril ya que, la línea Madrid – Aranjuez, por la que se realiza el recorrido, fue el segundo tramo ferroviario de la Península en ponerse en funcionamiento en 1851. Cuando viajemos en este tren estaremos montados en 4 coches de viajeros tipo Costa, con asientos de madera, que formaron parte de la larga serie que la compañía MZA adquirió entre 1914 y 1930.

Son vehículos ferroviarios perfectamente conservados, con carrocería y asientos de madera, ventanas tipo “guillotina” y balconcillos en los extremos.
Durante el trayecto, más o menos de una hora, el viajero degustará los típicos y sabrosos fresones de Aranjuez, mientras azafatas ataviadas con vestidos de época ofrecen amplia información sobre las excursiones habitualmente programadas: visita a la ciudad, el Palacio Real y los Jardines del Príncipe y el Museo de Falúas o el Museo Taurino.

El interior del Palacio Real se visita en pequeños grupos con guía. Se trata de un recorrido por la historia de la monarquía española y las artes suntuarias y decorativas de los siglos XVIII y XIX.
En el exterior, el paseo entre parterres y fuentes resulta refrescante y relajante. Toda Aranjuez, declarada Paisaje Cultural Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es un claro ejemplo de riqueza patrimonial, ecológica, artística y cultural.

El almuerzo es libre, aunque se ofrecen distintos descuentos en varios restaurantes para los viajeros del tren. No hay que olvidar degustar algunos de los muchos deliciosos productos de la huerta y la caza de la zona, como los espárragos o el faisán.
El retorno a Madrid a bordo del emblemático Tren de la Fresa se realiza a media tarde, aunque también existe la posibilidad de pernoctar en Aranjuez y regresar en un tren regular al día siguiente.

Galeria

Visita el tren